Comodidad y relajación: 11 posiciones para dar de lactar a tu bebé
11 de July de 2018 12:11

Una de las preocupaciones más habituales entre las madres primerizas es: ¿cuál es la mejor posición para darle el pecho a su bebé? Y es que si no hay una posición correcta o incorrecta de sujetar y alimentar al bebé, lo que sí se debe tener en cuenta es que tanto madre como el bebé se encuentren cómodos en cada sesión de lactancia.

Esto debido a que el estar relajada y cómoda favorece el flujo de leche, mientras que el estrés y la incomodidad pueden dificultar la producción de oxitocina, una hormona esencial para la liberación de la leche materna.

Antes de darle de lactar a tu bebé debes tener en cuenta ciertas recomendaciones: tener todo lo necesario a su alcance, el bebé debe estar cómodo, estable y bien sujetado, utiliza almohadas, cojines para apoyar la espalda y brazo, asegurarse que el bebé se agarre bien al pecho, de no ser así podría producir dolor.

A continuación te explicaremos cuáles son las posiciones y técnicas posibles que las madres lactantes puedan elegir de acuerdo a sus necesidades, si bien hay algunas consideraciones previas comunes a todas ellas:

1. Posición de lactancia acostada o reclinada: la primera elección

Esta posición, también conocida como lactancia biológica, suele ser la primera opción de las madres lactantes primerizas. Es especialmente útil si al bebé no le gusta que le toquen la cabeza mientras se alimenta, si la madre tiene una bajada de leche enérgica o si tiene los pechos grandes. Para una mayor comodidad, la madre puede reclinarse ligeramente, en lugar de tumbarse, y utilizar almohadas o cojines para apoyarse y poder ver al bebé.

2. Posición de cuna: la más popular

Es la posición más clásica cuando una madre piensa en cómo dará el pecho, si bien no siempre proporciona tanta sujeción al bebé como el resto de posiciones. En la posición de cuna, la madre se sienta en vertical y el bebé está colocado de lado con su cabeza y cuello apoyados en el antebrazo de la madre y el cuerpo en el estómago.

Para mayor comodidad de ambos, la madre puede ponerse una almohada o un cojín detrás de ella y utilizar una almohada de lactancia en el regazo: tendrá mayor apoyo y evitará tensión en los hombros y/o espalda.

3. Posición de cuna cruzada: muy útil si hay dificultades con el agarre del bebé

Es similar a la posición anterior pero el bebé descansa sobre el antebrazo contrario con lo que la madre tiene más control sobre su colocación y puede usar la mano que queda libre para dar forma al pecho. Con esta posición, la madre sujeta al bebé a la altura de su cuello y hombros, permitiéndole inclinar la cabeza antes del agarre.

Es importante tener en cuenta que durante los primeros días la madre no debe sujetar al bebé por la cabeza porque podría hacer que el mentón del bebé se inclinase contra el pecho y provocar un agarre superficial.

4. Posición de balón de rugby: una de las opciones preferidas para bebés prematuros o madres cesareadas

También conocida como posición axilar o de acoplamiento, la madre está sentada y tiene al bebé apoyado en el antebrazo. Su cuerpo queda ligeramente curvado sobre el costado de la madre con los pies en dirección al respaldo. Ofrece más seguridad porque la madre puede controlar todo lo que necesita y tiene una visión perfecta del rostro del bebé, y éste, al estar acurrucado a lo largo del cuerpo de su madre, se siente más seguro.

5. Posición acostada de lado: perfecta para toma nocturna

La madre y el bebé están acostados uno junto al otro. Es ideal para toma nocturna, para madres que hayan tenido una cesárea o tienen puntos de sutura y también puede facilitar la lactancia a bebés con frenillo corto o anquiloglosia.

6. Posición acostada tras cesárea
Es complementaria a la anterior. La madre está tumbada y tiene el cuerpo del bebé sobre el hombro, así evita soportar ningún peso ni presión sobre la herida.

7. Posición de koala: para bebés que sufren reflujo o infecciones de oído

En la posición de koala, o de pie, el bebé está sentado sobre el muslo o la cadera de la madre y tanto su columna como su cabeza se mantienen en posición vertical durante la sesión de lactancia.

Suele ser la posición más cómoda para bebés que sufren reflujo o infecciones de oído al estar en posición vertical y también suele ser beneficiosa para bebés con anquiloglosia o con un tono muscular bajo. No recomendable para bebés recién nacidos.

8. Posición a cuatro patas: muy útil para casos de mastitis

No es la posición más cómoda para la madre por eso es recomendable recurrir a ella durante periodos cortos de tiempo, pero es muy útil para poder dar el pecho con una mastitis porque evita que el bebé toque o aplaste los pechos.

En esta posición, el bebé está tumbado sobre su espalda y la madre se coloca en cuclillas sobre él dejando suspendido el pezón sobre su boca. Para evitar tensiones en la espalda y en los hombros, la madre puede utilizar almohadas y cojines para apoyarse.

9. Lactancia con portabebés: muy cómoda para dar el pecho fuera de casa

Este método funciona mejor si el bebé es un lactante experimentado y puede sujetar la cabeza por sí mismo, si bien la madre siempre debe ver el rostro del bebé y comprobar que su barbilla no queda presionada contra su pecho.

10. Posición de mano de bailarina: para bebés con tono muscular bajo

Para adoptar esta posición, la madre debe empezar sujetando el pecho con su mano por debajo, con el pulgar en un lado y el resto de los dedos en el otro. A continuación, debe deslizar la mano hacia delante de forma que el pulgar y el índice adopten una forma de U justo en la parte delantera del pecho. Los otros tres dedos deben seguir sujetando el pecho por debajo. La madre coloca la mandíbula del bebé sobre el pulgar y el índice mientras se alimenta, con el mentón situado en la parte inferior de la U, el pulgar sujetando con cuidado una de las mejillas y el dedo índice sujetando la otra.

11. Posición de balón de rugby doble: fantástica para partos gemelares

La colocación es la misma que la versión sencilla (posición 4) pero es probable que la madre necesite una almohada de lactancia doble de diseño especial durante los primeros días. Este complemento proporcionará a la madre una sujeción extra para mantener a los bebés bien colocados y reducirá la presión sobre su tripa, fundamental si el parto ha sido por cesárea.

Comentarios

Otras noticias de Lactancia materna

Estos son los beneficios de la lactancia materna  para evitar la ortodoncia
Estos son los beneficios de la lactancia materna para evitar la ortodoncia

La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) ha defendido los beneficios de la lactancia materna para el correcto desarrollo dental de los bebés, evitando así que...

Leer más
Comodidad y relajación: 11 posiciones para dar de lactar a tu bebé
Comodidad y relajación: 11 posiciones para dar de lactar a tu bebé

Una de las preocupaciones más habituales entre las madres primerizas es: ¿cuál es la mejor posición para darle el pecho a su bebé? Y es...

Leer más
Lactancia materna: Consejos para no sufrir dándole de amamantar al bebé
Lactancia materna: Consejos para no sufrir dándole de amamantar al bebé

Desde su nacimiento, el mejor alimento para los bebés es la leche materna pues brinda los nutrientes necesarios para el crecimiento y su desarrollo saludable....

Leer más
Doctor José Recoba
¡Hola! Soy el Dr. Pepe Recoba
Quiero darles una cordial bienvenida a lo que espero sea un espacio saludable dónde compartir con ustedes todo lo referente al cuidado de sus niños.
El objetivo de este espacio es que podamos responder todas aquellas preguntas que se puedan “quedar en el tintero” durante la consulta de sus niños con sus pediatras, ¿Acaso no les ha pasado que al llegar a casa, recién recuerdan las preguntas importantes que no hicieron? Este sitio está diseñado precisamente para desarrollar más estos temas.
A partir de ahora atenderé sus consultas, dudas y preguntas sobre los temas que son de su interés, para darles herramientas que les sean de utilidad sobre cómo cuidar la salud de sus hijos.